Web no oficial de la feria taurina de Pamplona…

«La Madrina»

Mediados de los ochenta Emilio Oliva Fornell, retirado hace años, llega al patio de caballos de la Plaza de Pamplona. Allí se encuentra con Miguel Criado Barragán. Oliva se dirige a éste afectuosamente diciéndole: ¡Hola madrina! y Criado corresponde al saludo.
Quienes asisten a la escena no alcanzan a entender esa forma de llamar a “El Potra“.

La explicación viene de muchos años antes. Emilio Oliva sufrió una cornada terrible en la plaza de toros de Madrid, tras la que llegó a casarse en “artículo mortis“. Actuaron de testigos Livinio Estuyck (padrino) y Miguel Criado (madrina).

Be Sociable, Share!
Etiquetas: ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *