Web no oficial de la feria taurina de Pamplona…

El parte lo presentó el crítico

El trece de Julio de 1991 la corrida del Marqués de Domecq no pudo ser narrada a sus lectores por Ignacio Álvarez Vara “Barquerito”. El motivo de su ausencia ,por inverosimil que parezca , no pudo ser mas taurino: uno de los toros de Martelilla le había empitonado. Pocas ocasiones se habrá visto a un critico taurino parado durante tres semanas en el hospital herido por asta de toro. Barquerito, amante de presenciar los encierros “In situ” ,se solía colocar en uno de lo portalones del antiguo hospital miltar . La mañana de autos su sitio preferido se encontraba ocupado, e Ignacio optó por otro menos resguardado de la mirada de los morlacos. Uno de ellos hizo por el , y su siguiente morada fué la residencia Virgen del Camino durante varias semanas. Barquerito recordó esta peripecia a los cinco años presentándose en la Ferretería Garde con una botella de cava para celebrar la fecha, con su gente de Pamplona.

Pese a lo aparatoso de la cornada Barquerito no perdió el sitio, y en la actualidad sigue lidiando con tino y acierto las crónicas de toda la temporada taurina.

Be Sociable, Share!
Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *