Web no oficial de la feria taurina de Pamplona…

Diego Puerta en Pamplona

Carlos Polite

(Publicado en “Diario de Noticias” en Julio de 1999 )

El 11 de julio de 1959 se anuncian toros de Miura para Solanito, Curro Girón y el toricantano Diego Puerta . Al reclamo de los bureles de Eduardo, el lleno es total . El de San Bernardo no esperó mucho para encandilar al coro . Aprovechó el quite reglamentario con el primero de la tarde, toro de Solanito, para endiñarle un quite por chicuelinas que levantó clamores . No paró ahí la cosa . Al segundo del evento, burel del venezolano, le endosó 4 gaoneras y la revolera de rigor . Diego ya tenía al público en el zurrón .

Con ‘Margarito ‘

Diego Puerta en el patio de caballos

Diego Puerta en el patio de caballos

Cuando apareció por el coso el toro miureño cárdeno, de nombre Margarito (vaya nombrecito para un toro!), la expectación era inusitada . Al hijo de la vaca Margarita lo recibió con larga cambiada en el tercio y verónicas a pies juntos, jaleadas por una masa social enfervorizada . ; ¡Olé la gracia! escuché exclamar a mi padre, que estaba a mi vera . Yo tenía 16 años y estaba alborozado . A Margarito le zurraron la badana los del penco y llegó a la pañosa midiendo la anatomía del afanoso mozo . Diego le realizó un trasteo voluntarioso, incitando en todo momento la embestida del morlaco . Lo tumbó de estocada certera y se paseó en triunfo con la oreja del cárdeno .La apoteósis se consumó con Regatero, negro miureño armado hasta los dientes .

Recuerdo verónicas de recibo sensacionales y un quite por chicuelinas casi etéreo . La plaza era un psiquiátrico . Regatero tuvo buen son, dentro de un orden, y Diego le realizó faena cumbre, que culminó con un cambio de manos, desplante incluido .

El disloque, oigan .Lo remató con estocada letal y el joven sevillano salió en volandas sobre un fornido mozo de la solanera después de desorejar al toro negro de Zahariche . Gloria eterna para los héroes . Gloria para un torero valiente que con 18 años se enfrentó con la divisa más temida de la Historia y que catapultó su carrera hasta el día de su despedida . Está claro que no cunde el ejemplo . Cualquier torerito en ciernes exige en estos tiempos que sufrimos, material de garantía . Así les va a muchos del colectivo .

Diego no repitió en el 60, pero a partir de 1961 hasta su retirada de los ruedos en 1974 acudió puntualmente a los Sanfermines . Salió varias veces a hombros y también escuchó alguna tarde, pocas, música de viento . Es que hay tardes que uno no está pa ná .A Diego puerta los toros le han dejado el cuerpo cosido a cornadas . Jamás afectaron el ánimo torero, ya que después de cada percance, volvía a los toros con renovados bríos . Es tal su afición, que una vez retirado participó en festivales benéficos . Sus colegas se mosqueaban con él porque se comportaba con los toros como si de un novillerito ávido de triunfo se tratara . Diego Puerta será para los restos el torero de Pamplona . Salud .

Be Sociable, Share!
Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *