Web no oficial de la feria taurina de Pamplona…

Una novillada en el limbo

Paseíllo de una novillada en Pamplona (Asier Martorell)

A la reseña de los utreros de Miranda de Pericalvo les faltaba un dato. No podían hacerse públicos los pesos, tras su desembarco, porque no hubiesen sido acordes al reglamento vigente… el martes.

Pero el Boletín Oficial de Navarra, que se publica todos los lunes, miércoles y viernes, se ha editado de manera excepcional esta mañana de sábado. En el número extraordinario aparece una reforma del peso máximo de las novillos a lidiarse en la Plaza de Toros de Pamplona, que es aumentado hasta los 500 kgs. Es decir, los novillos que se lidien mañana domingo podrán dar hasta esa cifra en la báscula.

Esta reforma del reglamento, de la que se viene hablando desde el mes de abril, no ha visto la luz en el BON (requisito necesario para su entrada en vigor) hasta esta mañana.

Por los pelos, pero a tiempo, la reforma del reglamento taurino navarro se ha publicado. El retraso ha provocado que durante esos cuatro días la novillada estuviese en un curioso limbo jurídico en el que no podía estar aceptada ni rechazada.

Afortunadamente a los novillos todo esto les ha traído al pairo.

Be Sociable, Share!

Una respuesta a “Una novillada en el limbo”

  1. David dice:

    Buenas.

    No os parece un poco impresentable la presentacion de los novillos y lo escandalosamente afeitados que estaban casi todos??????? Menos mal que Pamplona es la feria del toro, de verguenza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *