Web no oficial de la feria taurina de Pamplona…

Emilio Muñoz, torero

Al son de la plaza, Ollarra, Diario de Navarra 11 julio 1979

Martínez Elizondo/ Palomo Linares, José María Manzanares y Emilio Muñoz

Aunque la calle y los bailes y los clubs están desanimados en estos sanfermines antes tan temidos ,ahora tan esperanzadores la plaza se sigue llenando día a dia. Algún hueco en las localidades caras de sombra y en las alturas ,pero apena si se ve el cemento Y eso sin forasteros y con muchos pamplones en playas y montañas.

No es lo malo que ellos se lo pierdan sino que Pamplona también se lo pierde.

Emilio Muñoz

Emilio Muñoz

Una novedad de este año y del ayuntamiento democrático ha sido el acompañamiento de la presidencia. La presidencia debe estar compuesta según reglamento por el presidente que es el delegado gubernativo y en Pamplona por delegación el concejal de turno, y por los asesores, por nadie más. Anteayer metieron en el palco a dos señoras; ayer a un senador y un diputado foral de UCD. No nos parece bien que el presidente invite a sus amistades al palco de honor, sea quien sea el presiden te y sean quienes sean las amistades.

Las mulillas recobraron los colores nacionales y entre ovaciones, bajo un cielo encapotado y con mucho calor, se inició el paseíllo.

Cumplieron los «choperas»

Todos sabíamos que el sentido taurino de la feria iba a cambiar con la llegada de las llamadas figuras, yo diría más bien de los toreros caros que además exigen divisas. Los «choperas» bajaron con respecto a los «pablorromeros» los «guardiolas » y los «domecqs».

El público lo notó y se oyeron pitos cuando el primer toro, de poca presencia, apareció por los chiqueros.

Los «choperas» de ayer no tuvieron la aspereza de los de años anteriores por el contrario fueron ideales para el torero .Salieron un tanto sueltos y, distraidos en general empujaron a los caballos y no anduvieron sobrados de fuerza. Tres de ellos acusaron blandura de manos, pero todos llegaron suaves a la muleta, sin una mala intención, y en general con la arrancada precisa.

Corrida cómoda de cabeza, justa de todo, apta para cortarle las orejas aunque quizá no tantas como ayer les cortaron.

Palomo ya no zurea

Nos da la impresión p,or lo que le hemos visto en la feria, que Palomo Linares está en la cuesta abajo. Desganado, sin afición, recurriendo a trucos muy conocidos, no ya sin arriesgar, sino también falto de ganas, no justifica, ni mucho menos, su puesto en el escalafón. Su actitud en la plaza tampoco fue correcta. Tuvo dos toros perfectamente aptos para torearlos de capa y a uno se limitó a

saludarlo con unas verónicas pasables y quitarlo con dos chicuelinas; al segundo no quiso verlo. Y, sin embargo,fue a los quites de los toros de los compañeros, en algún caso robándoles pases de muleta .Tampoco entendemo qsue pida el cambio tras una vara que él ha permitido al picador que la recargase y prolongase, sabiendo además que no se lo iban a conceder.

Tiene Palomo una muleta templada, pero invariablemente mete el pico del engaño en los derechazos y abusa del toreo de perfil cuando lo hace al natural. De esa forma es muy dificil que su toreo llegue.

Pero recursos no le faltan, y al no hacerse aplaudir con lo clásico, remata la faena con series de espaldinas que esas sabe que gustan a un sector del público. De esa manera y terminando de estocada algo tendida cortó una inmerecida oreja bastante protestada En el segundo toro lo desarmó dos veces y murió de un sablazo.

Manzanares en figura, pero menos

Por lo que exige y cobra, José María Manzanares anda entre los dos o tres primeros de la toreria. No vamos a negarle la mucha clase y finura de su muleta, pero a una figura hay que exigirle como a tal y medirle por el rasero de su categoría.

Si analizamo su actuación de ayer, en primer lugar con la capa le vimos muy poco. Unos capotazos suaves, sosos y sin quietud a su primero y nada en su segundo como tampoco en quites la faena de las dos orejas fue muy bonita ,con pases dibujados lentísimos, llevando el hocico la res a milímetros del engaño y además bien ligada, a pesar de que el toro se le iba. Pero fue una faena

incompleta porque no utilizó la izquierda en ningún momento. Nos quedamos sin saber si el toro iba bien o mal por ese lado. Y a un Manzanares podemos pedirle primero algo más de variación y

segundo que se comprometa en la dificultad si es que las había .La estocada fue buena, una oreja hubiese sido el premio justo. La segunda sobraba.

Con el triunfo -fácil triunfo- en la mano no quiso comprometerlo en su segundo toro, que llegó apagado al último tercio. Tras unos pases cortitos con la derecha se ayudó con el estoque en los naturales.

Manzanares cumplió, pero nada más.

Muñoz, torero

Todo lo bueno que nos habían hablado de Emilio Muñoz como promesa del toreo se vio ayer confirmado y superado en nuestra plaza. Si todo le va bien estamos ante una verdadera figura, que buena falta le hacen a la fiesta .Con sus 17 años prometedores su, decisión, su toreo y la forma de matar le llevarán muy lejos. Claro que hay que tener en cuenta la colaboración que encontró en los «choperas». No sabemos cómo hubieran ido las cosas ante un «guardiola», por poner un ejemplo.

Con la capa quedó inédito y por lo visto no es ella su fuerte ,pero muleta en mano, desde el momento que prueba al toro, su toreo es honrado y cabal. Es dificil llevara lares al centro ligando con temple trincherillas, derechazos y pases de pecho para seguir con redondos y naturales citando de frente, tomando al toro por el centro de la muleta ,cargando la suerte y trazando pases perfectos Y lo que es importante no ahogando al toro como lo hacen los toreros encimistas, sino dándole la distancia, citándolo de largo para embarcarlo perfectamente no romper la faena con pausas y desplantes innecesarios.

Toreo auténtico profundo y original este Emilio Muñoz que se nos descubrió ayer en Pamplona y, sobre todo, gran matador. La estocada al último de la tarde con el toro no muy igualado, fue realmente soberbia de las de recordar. Aunque la cosa hubiera sido más justa con una oreja en su primero y las dos en el otro,sin la porquería del rabo, nadie puede negarle a Muñoz un triunfo apoteósico.

Be Sociable, Share!
Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *