Web no oficial de la feria taurina de Pamplona…

Tarteras

A paso de Banderillas
Puerta de Areneros

Ocurrencias del Tendido de Sol: una hamaca sobre la "Puerta de Areneros". (Archivo J.J. Arazuri)

La Real Academia de la Lengua define una tartera como aquel recipiente cerrado herméticamente, que sirve para llevar los guisos fuera de casa o conservarlos en el frigorífico. Vamos que es lo que un anglicismo ha extendido con el nombre de “tupper”.

Pero el lenguaje de los toros, castizo donde los haya, no ha sido permeable a estos neologismos.  En una plaza de toros una fiambrera sigue llamándose tartera.

En la Monumental de “Las Ventas” el término tiene carga peyorativa. No sé si desde hace poco, o desde hace treinta años, pero se asocian las tarteras con un público presuntamente dominguero  que va a aplaudirlo todo y a pedir orejas pase lo que pase. Un público tan temible que parece estar detrás de todos los males que acechan a la Fiesta.
A la decadencia le ponen cara de tartera.

En Pamplona sin embargo, bendita antiglobalización, estamos muy orgullosos de ser unos “tarteras”.

Pero no unos tarteras cualquiera, no. Aquí, generación tras generación, hemos aumentado y sublimado el arte de la merienda en los toros. Vamos a la plaza a pasar los mejores momentos del año. Merendamos y bebemos todo tipo de sustancias organolépticas, y lo organizamos con una logística que para sí quisieran los del “Moderno” de Arguedas.
Y además convidamos a la concurrencia.

Pero resulta que, todavía de tarde en tarde, y en medio del follón conservamos un espíritu primario que nos hace juzgar sin prejuicios lo que le hace un torero a un toro-toro. Lo han reconocido los más dogmáticos.

Y dentro de ése follón,  en la zona de la puerta de areneros, entre el Anaita y el Muthiko  suena, al estilo jalisco, una inconfundible ranchera.
Si te emocionas al escucharla… no tienes remedio ¡tartera!

Be Sociable, Share!
Etiquetas: , ,

3 respuestas a “Tarteras”

  1. LuisMa dice:

    Para mi, la diferencia es que el Tartera de Pamplona es capaz de ver lo que un torero le hace al toro-toro, el Tartera de Madrid no aprecia la diferencia entre el toro-toro y el medio-toro, su máxima preocupación es contar, al día siguiente en el trabajo, las excelencias del festejo presenciado. A pesar de ello, no se le puede hacer responsable de los males de la fiesta, hay que mirar hacia adentro para encontrar su origen.

  2. B. dice:

    ¿Tartera? ¿Por qué yo “tartera”?

    No olvidéis amigos míos, que los toros como el teatro o los conciertos es un acto social.
    Además de los sufridores aficionados (también es conocido que en Madrid la fama es porque su público no hace más que chillar y “gruñir”) estamos los que vamos a la plaza a divertirnos, a ver, sufrir y aplaudir lo que ocurre en el roedo, a charlar, a reír… a disfrutar de las cañas de después.
    “¿Dónde vas? ¡¡A los toros!!… ¿De dónde vienes? ¡¡De los toros!!”… llevo oyéndolo desde pequeña. Sí, sí, yo presumo de las tardes que paso por la plaza. Pero, sssssssh… también os recuerdo que entre toro y toro se cierran negocios, se apalabran compromisos y se sellan amistades. Os lo digo yo que lo sé (y cada uno de vosotros también).

    Además de toros en la plaza de Las Ventas hay más: estamos los tarteras.

  3. Dmoran-T dice:

    Bueno….. lo que faltaba!!!! TARTERAS EN LOS FOROS TAURINOS!!!!!!!!! venga ya!!!!

    Solo una puntualización en relación al acto social que comentas, el público va a los toros a divertirse. El aficionado también, pero además vamos a emocionarnos…

    Señorita B le recomiendo otros foros donde puede comentar sus tarteras!!!! y sino puede crear uno propio….www.tarteras-delmundo.blogspot.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *