Web no oficial de la feria taurina de Pamplona…

Antonio Ordóñez en la feria del Toro

F.P.O

Extracto del libro “Plaza de Toros de Pamplona 1922-1997”

Antes de la existencia misma de la “Feria del Toro” se presentó como novillero el 11 de Julio de 1949 con Litri e Isidro Marín. “Este Antoñito , un mozo jovencillo , alto, bien espigado ,es el hijo tercero del “Niño de la Palma” ,que ni es de Ronda ni se llama Cayetano, pero que huele a torero de los pies a la cabeza. ¡Qué maravillosamente torea! Con el capote es un primor .Dio algunos lances de verdadera exposición que entusiasmaron al público. Gran faena la realizada a su primero toda ella a base de calidad , sabor y plasticidad” . ( de la crónica del Pensamiento Navarro 12-7-49)

Antonio Ordóñez Paseano por Pamplona (Inge Morath)

Antonio Ordóñez Paseano por Pamplona (Inge Morath)

En Pamplona hizo el paseíllo 33 tardes , entre aquella novillada de 1949 y su triste final de 1971. Los aficionados pamploneses suelen coincidir en que Ordóñez ,uno de los mayores toreros de la historia , marca la época dorada de esta plaza , los años de mayor euforia y alegría labrados por un toreo cargado de “lentitud, desmayo y plasticidad” , en los que alcanzó ocho tardes de orejas dobles , diez de una y un rabo, en 1968 , aunque también protagonizó broncas memorables.

En 1949 Antonio Ordóñez , el mas joven de la terna , cobró 10.300 pesetas, veinte duros más que Isidro Marín , pero lejos de la estrella del momento ,Litri -114 novilladas aquel año -, que se fue con 50.300 pesetas. Pero Ordóñez terminó aquella temporada -64 festejos , 130 novillos estoqueados – como un valor sólido. En 1958 , año en que toreó 77 tardes se situó el primero en las preferencias de la empresa de Pamplona , que le contrató para cuatro días por 604.000 pesetas. Por lastres actuaciones de 1961 le dieron 889.698´1 pesetas , mientras Curro Girón ,por cuatro, no pasaba de las 509.000 y Paco Camino por dos , de las 402.000 pesetas.

En 1967 Ordóñez sólo vino un día , cobró 1.002.000 pesetas e hizo un grueso donativo a la Meca . Pero ésta es una historia contada muchas veces y no en sus términos correctos.
En 1966 se celebró fuera de Abono (por tanto fuera de la Feria del Toro), el 15 de Julio, una corrida en la que se presentó un Joven matador , Palomo Linares. El festejo levantó una gran polémica y molestó a los diestros de la feria , y en concreto a Ordóñez, que había actuado tres tardes por 2.730.000 pesetas . El argumento que entonces se esgrimió podría explicarse así : Quien quisiera venir dignamente a Pamplona debía hacerlo dentro de la Feria del Toro y con los hierros y animales reseñados por la empresa y no fuera del ciclo ferial y con ganado de su elección . Dentro de la Meca a un sector de la Junta no le gustó esa actitud , por entender que se interfería en lo que no competía a los diestros y si interesaba a la Casa, pero hoy sin entrar en debates de Competencia hay que agradecer a los toreros y a Ordóñez en particular su rigor, favorable al lustre de la feria y , por tanto , a los intereses de la Casa.
La corrida aquella se celebró a trancas y Barrancas, con movimiento de Corrales , rechazos y presiones. El público acudió , y pudo ver a tres toros de Carlos Núñez y tres de Higuero. La Meca ingresó 338.687´05 pesetas. Al año siguiente , en 1967 en plena Feria , Antonio Ordóñez se presentó en la Misericordia con Ignacio Usechi, vocal de la comisión Taurina, preguntó cuánto había reportado aquella corrida postsanferminera, vio la liquidación y acto seguido libró un cheque de 350.000 pesetas para la Casa.
No fue el único gesto que tuvo con la Meca. En 1968 regaló todos los sobreros que hicieran falta en la feria .La casa se ahorró el gasto y la fortuna quiso que no fueran necesarios. En 1971 abandonó la plaza llorando .”Lo único importante que sucedió después de las cinco y media , aparte de la nubada, fue una bronca rotunda al diestro de Ronda , Antonio Ordóñez”.
Ordóñez , como su padre , un mozo más en la juerga de la calle , no es el torero mas premiado en nuestra plaza, pero sólo un sandio consulta la estadística de trofeos como termómetro infalible de la excelencia. Los aficionados consideran a Ordóñez como el símbolo de una época , un caso único en la historia de nuestra plaza por la huella artística de su presencia , que ni en sus mejores tardes acabó con los gritos de quienes no le aceptaban, a veces simplemente porque podía brindar a los mozos de su peña Oberena y no a todos. Ordóñez es el primer apellido que pronuncian se refieren a los mejores años de esta Feria . Pero en cambio su mutis no resulta excepcional . El público tornadizo con sus ídolos ,le trató tan mal como a otros a quienes había paseado a hombros ,sin ir mas lejos “El Viti ” o Esplá.

©1997 , Fernando Pérez Ollo y Casa de Misericordia

Be Sociable, Share!
Etiquetas: , ,

Una respuesta a “Antonio Ordóñez en la feria del Toro”

  1. José maría dice:

    una gran figura del siglo 20 de la dinastía de los ordoñez, gran maestro y torero ejemplar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *