Web no oficial de la feria taurina de Pamplona…

La permanencia de lo efímero

a paso de banderillas
Morante hasta en diciembre

Morante, hasta en diciembre

Hasta el año 2003 había una carnicería en la Bajada de Javier donde servían  los mejores rellenos de Pamplona.

Sobre las baldosas blancas de la pared,  había una foto de un matador toreando del que sólo se veía la espalda.  Al ser preguntado el dueño sobre si el coletudo era Julián Marín el carnicero dejó sus quehaceres, se limpió las manos con el delantal y le preguntó al curioso,

-¿Usted es aficionado, verdad?

-Sí, respondió el otro.

-Es que hace veinte años que no lo adivinaba nadie.

La tribu de los aficionados a los toros será de las pocas que se detenga a ver  fotos en los bares y comentarlas con la concurrencia.
He recordado esto al tomar un vino en La Botería,  un establecimiento pamplonés de pocos años de vida, que ha decorado sus reducidas paredes con imágenes de Morante de la Puebla del pasado 14 de julio.

Las fotos, de tamaño considerable, llevan la firma de Javier Iriarte y dan testimonio de la tarde que los legos en asuntos del cuerno recuerdan ya como “la de Morante”.
No estarán tan mal las cosas como han querido hacernos ver los del periódico global en español, cuando unas imágenes que podrían tener medio siglo fueron captadas hace cinco meses.

Be Sociable, Share!
Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *