Web no oficial de la feria taurina de Pamplona…

¿De qué están hechos los toreros?

Publicado en Diario de Navarra el 9 julio 2010

Francisco Marco ayer en Pamplona (Diario de Navarra)

Las resacas, la acidez de estómago, las hemorroides, todos los males que asociamos a las mañanas de San Fermín son pecata minuta si eres torero. Ser torero es pasar miedo desde las diez de la mañana cuando te levantas hasta las once de la noche cuando te acuestas. Lo decía un capa llamado “El Campero” en el documental Arena.

Si eres torero la corrida más inválida puede arrancarte el cuello, la cabeza o rasgarte una oreja como una faca de Albacete. Un toro puede desplazarte como un tren, atropellarte como un camión y zarandearte como a un pelele. Lo vivió ayer en carne propia Francisco Marco, perdiendo la consciencia y una parte del cartílago que mas duele.

Pero, tópicos fuera, los toreros no están hechos de otra pasta. Cada herida les duele igual que al resto, su sangre es roja y sus huesos son tan quebradizos como los de los mozos de la andanada.

Ayer durante unos minutos dos toreros estuvieron en la enfermería y uno camino del hospital. El gran público no lo sabía, pues tenía la lógica ignorancia de quien sigue en festejo en vivo. El de la chistera tampoco, pues quien vive en el palco tiene las limitaciones propias del cargo. Uno tenía el hombro salido y fue infiltrado y otro una cornada en la muñeca. Pocos les agradecieron el gesto de seguir toreando.

Para las nueve de la noche los telediarios machacaban las imágenes del percance de Francisco Marco. La sangre de un torero es mercancía de fácil colocación. El valor, el coraje y la valentía no lo son tanto. Un novillero mejicano se ha hecho mundialmente famoso por sufrir un ataque de pánico delante de un toro.

No es la primera vez que una cornada sufrida por Marco da la vuelta al mundo. Francisco ha pasado el umbral de la vida en muchas ocasiones. En Madrid, en Pamplona o en Estella. Pero seguirá toreando. Es torero, sabe superar el miedo y volverá a ponerse delante de un bicho de quinientos kilos con dos perchas como puñales. Y con los pies quietos.

Sufre el torero, sufren sus padres, sufren sus novias y sufre su entorno. Pero al público no llega el olor al hule de los hospitales. El público sabe que mañana tendrá resaca y que las guindillas de las pochas tienen peligro sordo. Pero todos somos humanos.

La Fiesta de los toros es bella como el toreo de Morenito y salvaje como los sanfermines. Dificil de explicar en tardes como la de ayer. Los toreros son humanos. Las masas no tanto.

Be Sociable, Share!

3 respuestas a “¿De qué están hechos los toreros?”

  1. [Feriadeltoro.net] ¿De qué están hechos los toreros? http://bit.ly/9qxZXd

  2. Antonio dice:

    Es cierto los toreros son de otra pasta

  3. Ernestin dice:

    Hombreee……de hambre,,,,aficiòn y cojones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *