Web no oficial de la feria taurina de Pamplona…

Que todos los días sean siete de julio

Publicado en Diario de Navarra el 8 julio 2010

Peñajara en el burladero (foto: Jesús Diges)

Sabina, o su letrista, pedía en una canción que todas las noches fuesen noches de boda. Si yo cantase no pediría tanto, sólo pediría, ahí es nada, que todos los días fuesen siete de julio.

Quisiera levantarme todas las mañanas y ver un encierro, siempre igual y siempre distinto. Quisiera echarme a la calle y encontrarme la ciudad endomingada de blanco y rojo. Quisiera que todas las mañanas mis vecinas me saludasen con una palabra agradable y dos besos. Quisiera también salir a la calle y que el olor a la zolda sanferminera estuviese controlado.

Quisiera ver todos los días una procesión al santo moreno, con tanta bulla de gente y tanto civismo junto. Quisiera ver siempre a los dantzaris bien engalanados y a los concejales en cuerpo de ciudad soltando chisterazos y parabienes. Quisiera ver a Toko Toko y Braulia pegar brincos antes de almorzar. Y echar todos los días del año la lagrimica.

Quisiera que las chicas siempre llevasen camisetas blancas y los chicos luciesen palmito. Quisiera tomar todos los días el aperitivo con la familia y comer con amigos a los que admiro. Quisiera ir siempre a los toros con las mulillas, acompañando a la Pamplonesa en tarde de sol y moscas. Quisiera ecuchar siempre el “Pamplona, Feria del Toro” retumbando por Chapitela.

Quisiera ver siempre el ambiente de gala en el patio de caballos y a la gente del toro sonriente aunque se avecine tarde dura. Quisiera tener siempre cerca a Ana María Hemmel diciéndome que ella no es alemana, que es española.

Quisiera que los paseíllos se viviesen por el toro, por el torero o por el lucero del alba. Pero no quisiera que en la plaza, los siete de julio fuesen como este. No quisiera que en el tendido de sol confunda los toros con el fútbol, ni los sanfermines con la cuaresma. Tampoco quisiera que los de la Peña Borussia, siempre respetuosos, encontrasen émulos patéticos allende la sombra.

No quisiera esos silencios, ni esas desconexiones en los toros. Ni que durante la corrida lo que suceda en el ruedo no trascienda como para conseguir hacer sonar los pasodobles en la grada. Tampoco que el personal se largase antes de acabar las lidias. Ni ver en las tardes de Pamplona toros con poca fuerza o desánimo en las cuadrillas. Quisiera ver parear a Luis Mariscal con ese par de atributos y a Domingo Navarro hacerse presente con ese sentido de la lidia. Quisiera ver a los matadores que tragan quina, con más eco en los tendidos. Porque yo querría vivir siempre entre la calle y la plaza.

Hay tantas cosas que quisiera, que la noche de bodas sería el broche perfecto.

Be Sociable, Share!

3 respuestas a “Que todos los días sean siete de julio”

  1. [Feriadeltoro.net] Que todos los días sean siete de julio http://bit.ly/drCnp9

  2. RT @Sanfermania: [Feriadeltoro.net] Que todos los días sean siete de julio http://bit.ly/drCnp9

  3. LuisMa dice:

    Lo vuelvo a leer y se me ponen los pelos como escarpias.
    GRANDE MARIANO !!!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *