Web no oficial de la feria taurina de Pamplona…

Peñas

José María Romera

Publicado en Diario de Navarra el 3 julio 2010

Peñas de Pamplona el 7 julio 2010 (foto: Jorge Nagore para Diario de Navarra)

Da la impresión de que las peñas de Pamplona atraviesan una crisis de identidad, no sé, un bajón o un subidón de autoestima, algo que les hace comportarse como si no entendieran muy bien cuál es su papel en los Sanfermines. Y mira que las queremos, en fin.

Hubo un tiempo en que las peñas constituían un ingrediente indispensable de la fiesta. Oírlas a lo lejos y salir lanzado al balcón a verlas pasar o bajar a la calle para acompañarlas un trecho era todo uno. Qué tiempos.
Luego sufrieron una especie de mal de altura que las hizo considerarse más protagonistas de lo que en realidad eran. Habían dejado atrás las pancartas con caricaturas de Balda y las sustituyeron por otras menos ingenuas, más explosivas, con lo que parecían la avanzadilla de la revolución.  Pero cada tarde, en el tendido de sol, toda esa fuerza se les iba por la boca haciendo lo de siempre. O sea, comer y beber mientras los toreros se jugaban la vida allá abajo.
Las viejas glorias de nuestras peñas creen que hicieron historia proclamando ante el planeta sus audacias reivindicativas, cuando lo que el planeta sabe de ellas es básicamente eso: que durante la corrida lanzan polvos de talco a las guiris y devoran bocadillos de magras con tomate. Qué entrañable confusión.
Pero todos tenemos problemas de imagen, ¿no es cierto? Nos miramos al espejo y nunca vemos al mismo que ven los demás. Las peñas se tienen por una institución. El ojo que las mira desde fuera las considera una simpática nota de color algo aldeana.
Las peñas quieren marcar el compás. Los visitantes, y también la mayoría de los pamploneses, sólo les piden que pongan el hilo musical a la juerga. ¿Que no tocan? Pues se busca otra charanga y asunto concluido. Por eso no parece muy acertado que nuestras peñas hayan decidido este año llevar pancartas negras en señal de protesta enfurruñada contra algo. Como si en el blanco no cupieran los mensajes de queja. El hecho es que se nos va a hacer raro ver pasar por las calles a estas comitivas funerarias que un día fueron las alegres, animosas e incansables peñas.

Be Sociable, Share!
Etiquetas: , ,

2 respuestas a “Peñas”

  1. el tigre de manchester dice:

    las pegnas las tienen pequegnas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *