Web no oficial de la feria taurina de Pamplona…

David Mora

Mariano Pascal

Publicado en Diario de Navarra el 12-07-2013

En ocasiones el nombre propio le puede traer problemas a cualquiera. Si a las infantas les fusilan el NIF imagínense a los toreros. David Mora, sin ir más lejos, ha coincidido en el escalafón durante años con Juan Mora y Eugenio de Mora. El personal los confunde en los carteles y la imagen de marca del torero se ve resentida. Como dice José Luis Lozano, conseguir un nombre artístico para el de luces es tan importante para el apoderado como hacer un torero.

David Mora Jiménez

David Mora (captura de una foto de Álvaro Barrientos para AP)

Pero estos problemas no son nada comparado con los que tenía David cuando empezó a torear sin caballos. Dos o tres años antes de su debut otro David Mora había toreado mucho por los pueblos de la Comunidad de Madrid. Aquel David Mora se apellidaba de segundo Domínguez y era de corte artista. En unos sitios lo bordaba al natural pero en otros dejaba tarjetas de recuerdo como la de Morante el otro día.

De modo que nuestro David Mora (Jiménez) escuchaba en las plazas donde toreaba su primera o segunda novillada, recordatorios de los éxitos o petardos del otro (Domínguez). Unos le recordaban los años que ya llevaba toreando, mientras que otros le mentaban al padre. Hasta tal punto llegó la confusión, que la mitad de los trofeos que le entregaban en peñas y jurados, ya como matador de toros, llevaban inscrito el segundo apellido erróneo.

Con el tiempo el nombre de David Mora pasó a ser inconfundible. Y sus triunfos indubitados. De manera que aquel otro Mora pasó a tomarse con guasa que el confundido fuera él. En las tiendas le agasajaban al hacer encargos e incluso le daban la enhorabuena por la calle cuando ya llevaba varios años retirado.

Pero las casualidades o no existen o son muy caprichosas. Ayer, en un viaje fugaz, aterrizó en la cuesta de Santo Domingo, Pedro Mora Cámara. Este es el padre del otro Mora (Dominguez). Corrió en el encierro delante de los Torrestrellas, los vio en el apartado y presenció su lidia en la plaza. Pero quien triunfó con esos toros fue el David Mora que no era su hijo.

David Mora volverá a recoger trofeos este año y el que viene. En Pamplona ya tiene su feudo. La gente le agasajará con lisonjas y cumplidos de todo tipo, como se hace con los toreros que triunfan. Él será más consciente que ellos de lo bueno y malo. Pero siempre recordará al otro Mora, aquel con el que tanto le comparaban y al que nunca conoció.

[Apostilla, agosto 2013:  al tiempo de publicarse esta columna el autor descubrió que la confusión entre ambos coletudos llega incluso a las páginas de “El Cossío”, edición 2007 donde confunden la biografía de David Mora Domínguez con la de David Mora Jiménez, llegándose a asegurar que este último debuto en Fuentidueña de Tajo, la localidad del primero ¡a la edad de 10 años!]

[Segunda apostilla, septiembre 2013: David Mora Domínguez recibió la notificación de alguna multa durante la lidia de la Feria del Toro 2013 del matador David Mora Jiménez ]

Be Sociable, Share!
Etiquetas: , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *