Web no oficial de la feria taurina de Pamplona…

El encierro, en cabestrillo

Año 1958. El encierro no se televisa porque apenas existen televisores, la prensa escrita reproduce muy pocas fotos de cualquier tema en general y sólo el No-Do se pasa de vez en cuando por Pamplona.
A Hemingway sólo lo lee José María Iribarren  y James Michener todavía no ha escrito nada en EEUU sobre los Sanfermines. Salvo excepciones, la economía de la autarquía reduce el radio del turismo etílico hasta poco más allá de Zaragoza.

Y sin embargo, los excesos, masificaciones y temeridades del público local ya pondrían los pelos como escarpias a cualquier analista concienzudo. Un tendero de la curva de la estafeta, que observa el encierro desde la puerta del negocio mientras el toro arremete contra el escaparate (0:24¨),  la concentración humana del tramo de telefónica cuando no hay toros (0:55¨) y un gachó que entra con el brazo escayolado y en cabestrillo delante de la manada en el ruedo de la plaza (01:36¨).

No parece que el mozo pretendiese exhibise ante las cámaras del no-do, ni que esperase convertirse en el héroe mediático de su pueblo. Tampoco creemos que fuera a compararse, siquiera en los andares, con Antonio Ordóñez o Curro Girón que se encontraban a pocos metros (01:55¨). Y todo, bajo la mirada de unos tendidos de la plaza a rebosar donde no cabía un alfiler.
Vamos, que con los “patas” locales íbamos ya muy sobrados.

Visto sesenta años después, lo único claro es que la calle Estafeta sigue teniendo el mismo tamaño, el callejón o el ruedo menos diámetro. Pero los corredores, patas, espectadores de pared, se han multiplicado hasta desbordalos.

encierro en el No-do, año 1958 on Vimeo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

vlcsnap-2014-03-22-10h52m24s112

 

 

Be Sociable, Share!
Etiquetas: , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *